Hacer ejercicio con bandas elásticas

Hacer ejercicio con bandas elásticas

Ya hemos hablado de lo necesario que es el ejercicio, tanto para adelgazar como para mantener una salud satisfactoria. Dentro de la actividad física hemos distinguido dos tipos fundamentales, ejercicio aeróbico y ejercicio de musculación, siendo ambos necesarios. Simplificando, el ejercicio aeróbico es aquel con una mayor exigencia de oxígeno y por ello nos hace jadear (correr, nadar, subir escaleras, caminar rápido, jugar al pádel, etc.), y el de musculación es aquel que supone un mayor esfuerzo para nuestros músculos, aunque aumente poco nuestro ritmo respiratorio (levantar pesas, hacer sentadillas, flexiones, etc).

Para hacer ejercicios de musculación (y de paso ganar flexibilidad), las bandas elásticas son una opción muy interesante, sobre todo para los que hacen el ejercicio en casa y no pueden o quieren acudir a un gimnasio. Sus ventajas frente a pesas u otros utensilios de musculación son numerosas: no pesan, no ocupan espacio, son muy baratas, permiten una diversidad de ejercicios muy superior y, dada su resistencia progresiva, se adaptan fácilmente a diferentes niveles de condición física y es muy difícil lesionarse trabajando con ellas. Por eso se están haciendo muy populares.

Las bandas elásticas consisten en un trozo de material elástico y resistente tipo látex, que en algunos casos pueden tener en sus extremos accesorios para agarrar. Así, podemos encontrar dos tipos básicos: bandas elásticas lisas y bandas elásticas de tubo. Las primeras a su vez pueden ser gruesas o delgadas o terapéuticas (tipo Theraband). Por su parte, las de tubo se distinguen porque suelen ser de perfil redondo (de ahí su nombre) y tener en los extremos agarraderas o asas para facilitar los ejercicios. Las bandas lisas pueden ser cerradas (como un aro) o abiertas (un simple trozo de cinta), tener distintas longitudes y ofrecer diferentes grados de resistencia (hasta 8 o 10) que se distingue por su color.

Cada tipo de banda elástica tiene sus ventajas, por lo que hemos hecho una preselección en Amazon con los productos más interesantes:

                       

Veamos a continuación un vídeo de ejemplo con una muestra de los ejercicios que se pueden realizar con bandas elásticas. Eligiendo una banda más fuerte o más floja (recuerda: según su color) y sujetándola dejando una mayor o menor longitud, podemos adaptar fácilmente el grado de dificultad de los ejercicios a la forma física de cada uno.


Siguiente artículo: Consejos para el gimnasio

Volver a índice de Método