El ejercicio dosificado es mejor que en sesiones demasiado largas

Para la mayoría de las personas poco habituadas al deporte, trabajar en tres sesiones de 10 minutos es más fácil que intentar hacerlo en una sola sesión de media hora.

A igual tiempo total de ejercicio, las sesiones deportivas cortas son tan efectivas como las más largas: se queman las mismas calorías, se pierde el mismo peso y se desarrolla la misma capacidad aeróbica, según señala un estudio publicado en el último número de la revista Journal of the American College Nutrition.

Los investigadores examinaron el efecto de tres sesiones de ejercicio de 10 minutos, dos sesiones de 15 minutos y una de 30 minutos realizadas diariamente durante 12 semanas por 30 mujeres con sobrepeso diagnosticado, comparándolas con otro grupo similar que no realizó ejercicio alguno. Las mujeres del estudio, con un índice de masa corporal (IMC) mayor de 28, también fueron sometidas a una dieta en la que se reducía y controlaba el número de calorías.

Los resultados obtenidos mostraron que la capacidad aeróbica se incrementa mientras el IMC decrece significativamente en todos los grupos de ejercicio.

Las guías básicas de ejercicio recomiendan realizar actividad física al menos durante 30 minutos cada día. Según el experto, el éxito de todos estos programas depende, mucho más que de la intensidad del ejercicio, de la constancia y de la dieta.

No obstante, los resultados de esta investigación hablan sobre los efectos benéficos de los periodos cortos de actividad. Recientes estudios ya demostraron que sólo 10 minutos de ejercicio diario moderado mejoran el ánimo y reducen la fatiga.

Journal of the American College Nutrition, 2001

Más noticias sobre:

Volver