Los alimentos "light" no son en sí mismos una solución para el sobrepeso

Nutricionistas advierten de que el consumo de alimentos "bajo en calorías" o "sin azúcar" no solucionan los problemas de obesidad.

Durante el reciente IV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Nutrición, expertos en sociología, nutrición y endocrinología analizaron el impacto que tienen este tipo de alimentos en la salud de los consumidores.

La idea que mucha gente tiene es que los productos "light" adelgazan o, a lo sumo, no engordan prácticamente nada, y llevados de esta creencia los consumen en cantidades excesivas. El resultado de ello es frecuentemente un incremento de peso mayor que si hubiesen optado por las versiones no ligeras de cada producto.

Según la profesora Carmen Vidal, del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Universidad Autónoma de Barcelona, "creer que al eliminar el azúcar se elimina el problema, además de un error, puede contribuir a adoptar conductas incluso contraproducentes". Los alimentos con la denominación "light" tienen un número de calorías por unidad de peso inferior a los de su clase, "pero en ningún caso significa que no engordan, confusión que hace que estos alimentos sean consumidos sin límite ni control, olvidando que no son adelgazantes".

Los productos "light" tendrían algún efecto positivo para reducir el sobrepeso únicamente si se consumiesen en las mismas cantidades que los equivalentes sin esa calificación, circunstancia que generalmente no se da.

Consumer, marzo de 2003

Más noticias sobre:

Volver