Conocido investigador sobre fármacos antiobesidad destaca la importancia del cambio de hábitos

El Dr. Stephen Bloom, uno de los descubridores de la hormona represora del apetito PYY3-36, que ha permitido iniciar una nueva vía de investigación contra la obesidad, destaca la importancia de una alimentación adecuada para reducir peso frente a los medicamentos.

"Contar sólo con la vía farmacológica para atacar a la obesidad no es una actitud sensata", ha comentado durante la XXII Reunión de la Sociedad Británica de Endocrinología, celebrada recientemente en Glasgow.

Jefe del Departamento de Medicina Metabólica del Imperial College de Londres, el Dr. Bloom participó en el equipo de investigadores que probaron la incidencia de la hormona PYY3-36 sobre el hipotálamo, reduciendo el apetito. Esta hormona es liberada por el intestino después de cada comida y envía señales al cerebro que despiertan la sensación de saciedad. A pesar de estos prometedores resultados, aun falta comprobar si es seguro controlar el apetito y reducir la obesidad sólo con inyecciones, esto es, cómo puede responder el cuerpo a elevados niveles de PYY3-36 en el largo plazo.

Aunque este descubrimiento podría tener gran importancia para los problemas de sobrepeso, según el investigador "el consejo básico que se debería ofrecer a las personas que quieren perder peso, es la reducción progresiva de la ingesta de alimentos y el incremento de la actividad física, y no simplemente tomar fármacos sin cambiar de costumbres".

Adelgazar.net, Mayo 2003

Más noticias sobre:

Volver