Los alimentos "orgánicos" se consolidan entre las preferencias de los consumidores

El consumidor medio europeo presta cada vez más atención a la garantía ecológica de los productos alimenticios que adquiere, y no se trata tanto de una moda "verde" como de una preocupación por la salud.

Entendemos como productos orgánicos aquellos que han sido cultivados de forma biológica, sin pesticidas y elaborados en base a métodos agrícolas tradicionales con escasos aditivos y presentados en envoltorio ecológico. Así, van pasando de la venta en tiendas macrobióticas especializadas a las estanterías de las principales multinacionales de la distribución alimentaria, marcando la pauta de consumo en Europa para el siglo XXI.

En Alemania, país con una tradicional demanda de productos orgánicos, se ha comercializado ya la primera salsa de tomate orgánica, a la que seguirán otras salsas; en Austria dos importantes empresas, Weitrau Brauerei y Biotta, van a comercializar una cerveza orgánica y una bebida de zumo de bayas, respectivamente. También la alimentación infantil se está viendo implicada en la "revolución orgánica", ya que una filial de la multinacional Heinz va a comercializar en Italia varios productos de este tipo, reduciendo a la vez el % de materia grasa contenida.

Según la Mintel Global New Products Database, las ventas en el mercado europeo confirman esta tendencia en la demanda de los consumidores, lo que se traduce en la aparición de nuevos productos basados en fórmulas antiguas.

Fuente: Consumaseguridad.com, Agosto 2003

Más noticias sobre:

Volver