La OCU recomienda modificar los hábitos alimentarios frente a las "dietas milagro"

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) desaconseja, en el último número de su boletín de salud, recurrir a las dietas denominadas "yo-yo" o "dietas milagro" porque se recupera el peso con la misma velocidad con que se perdió.

La dieta del pomelo, la del grupo sanguíneo, la Scardale, la de Hollywood, la sopa quemagrasa, la del sirope de savia... todas tienen en común que son desequilibradas y peligrosas para la salud, pues la rápida pérdida de peso corresponde mayoritariamente a agua y masa muscular en vez de grasa. Poco después de haber adelgazado unos kilos con gran sacrificio, éstos se vuelven a recuperar con rapidez.

Tampoco son convenientes las dietas depurativas para "limpiar" el organismo basadas en el ayuno o el semiayuno con menos de mil calorías diarias. "De nada sirve seguir una dieta drástica de ayuno o semiayuno durante unos días, si pasado el sacrificio se vuelve a comer mal y a instalarse en la vida sedentaria", señala la OCU.

La Organización de Consumidores y Usuarios recomienda modificar los hábitos de alimentación y de ejercicio físico para adelgazar de una forma sana y sostenida. Ello pasaría por:

Fuente: OCU, Agosto 2003

Más noticias sobre:

Volver