La paradoja francesa

Se podía esperar que en un país con una cocina como la francesa, reconocida internacionalmente por lo sabroso y elaborado de sus platos, se diese una alta incidencia de obesidad entre su población, pero la realidad indica justamente lo contrario.

Según un estudio conjunto de la Universidad de Pennsylvania y el CNRS de París, en el que compararon el tamaño de las comidas en ambos países, la causa de la relativa delgadez de los franceses frente a los estadounidenses podría ser las menores porciones que sirven en sus restaurantes.

La tasa de obesidad de los franceses es de un 7% frente al 22% de los americanos. También la incidencia de mortalidad por enfermedades cardíacas es menor en Francia.

Según Paul Rozin, profesor de psicología de la Universidad de Pennsylvania y autor principal del citado estudio, la ración media en los 22 restaurantes de París que fueron analizados resultó ser de 277 gramos, frente a los 346 gramos de los restaurantes de Pennsylvania, lo que supone casi un 25% más.

También las unidades de consumo de los productos ofrecidos en los supermercados resultaron ser mayoritariamente más grandes en los de EEUU: los caramelos son un 41% más grandes, los refrescos un 52%, los perritos calientes un 63% y los yogures un 82%.

No es sólo la mayor o menor proporción de grasas en la alimentación la causante del sobrepeso, sino también el tamaño de las unidades de consumo y raciones que se nos ofrece en supermercados y restaurantes.

Fuente: Europa Press, Agosto 2003

Más noticias sobre:

Volver