Un nuevo estudio revela una clara relación entre la menopausia y el aumento de peso

La ausencia de estrógenos y progesterona, las hormonas femeninas que se pierden durante la menopausia, provocó un 5% de aumento en el peso corporal y un incremento de leptina, que a su vez conduce a un aumento del apetito.

Según los autores del trabajo, "En las mujeres, se ha demostrado que una importante ganancia de peso suele producirse en la menopausia, el momento de la vida femenina en que termina la función de los ciclos ováricos y los estrógenos y la progesterona disminuyen. El objetivo de este estudio ha sido determinar si, y hasta qué punto, el declive de estas hormonas posee un efecto en el peso corporal, en un esfuerzo de comprender mejor y tratar activamente la obesidad".

Para analizar esta relación, los investigadores de la Oregon Health & Science University de EE.UU., estudiaron 47 monos hembra, 19 de los cuales tenían sus ovarios extirpados para lograr un descenso de estrógenos y progesterona similar al que se produce durante la menopausia. Se optó por esta extirpación quirúrgica durante la vida adulta y sana de los animales, para poder aislar los efectos de las hormonas estudiadas, en ausencia de otros factores relacionados con el envejecimiento.

En cuestión de semanas, el grupo de monos hembra sin ovarios (y por tanto sin las citadas hormonas) elevó la ingestión de comida en un 67% y el peso corporal en un 5%. También aumentaron los niveles de leptina, hormona producida por las células grasas que estimula la ingestión de alimentos.

Fuente: El Médico Interactivo, noviembre 2003

Más noticias sobre:

Volver