4 de cada 5 españoles que desean adelgazar gastan una media de 60 euros mensuales en productos y tratamientos para lograrlo

En torno al problema del sobrepeso han ido proliferando numerosos negocios que, en muchos casos, se aprovechan del deseo de adelgazar rápidamente sin reparar en el coste y sin contrastar la eficacia real del método empleado.

Los presidentes de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) y de la de Estudio de la Obesidad (SEEDO) coinciden en afirmar que muchos de los productos que se anuncian no son malos, pero tampoco son buenos, pues si tuvieran todas las propiedades que aseguran tener, deberían estar registrados como medicamentos y no como productos

dietéticos. A pesar de ello, sólo pueden ser denunciados si incumplen la legislación o si se demuestra que son perjudiciales con la posología que indica el envase, pero no por su falta de eficacia.

El Estudio sobre Creencias y Actitudes frente al Exceso de Peso, realizado conjuntamente por ambas sociedades, ha aportado datos esclarecedores que confirman la opinión de los expertos: de las personas que desean perder peso sólo el 20% acudiría a un médico, frente al 92% que copiarían método que supuestamente le ha funcionado a alguien de su entorno.

Según el doctor Basilio Moreno, presidente de SEEDO, sólo en altos grados de obesidad se requiere la utilización de fármacos e incluso de la cirugía, siendo lo más indicado para los demás casos una dieta adecuada acompañada de un incremento del ejercicio físico.

Fuentes: AZprensa y OndaSalud, Noviembre 2003

Más noticias sobre:

Volver