¡Rechaza las ofertas de los establecimientos de comida rápida!

Los restaurantes y la industria alimentaria en general de Estados Unidos se han dado cuenta de que pueden aumentar sus ventas y beneficios ofreciendo un incremento de precio mínimo para las raciones de mayor tamaño.

"Dos hamburguesas por el precio de una", "Pide la Gigante por sólo 1 euro más", "Llévate una X y te regalamos la bebida",... recientes estudios nos previenen ante ofertas como estas, que podemos encontrar en cualquier establecimiento de comida rápida o en los cupones de cadenas de reparto a domicilio. Aceptar una oferta de más comida por un precio ligeramente mayor, más que ahorrarnos dinero, nos empuja a gastar lo mismo o un poco más y a comer cantidades mucho mayores.

El CSPI, uno de los organismos estadounidenses involucrados en la lucha contra la obesidad en ese país, señala en un informe "los costes ocultos del supertamaño". Por ejemplo, en las salas de cine la diferencia entre una bolsa de palomitas pequeña y una grande es de unos 60 céntimos, pero supone un aumento de 500 calorías: un 125% más que la bolsa pequeña.

Por su parte, la Unión de consumidores afirma en su publicación mensual que "las porciones excesivas se han vuelto lo normal en la industria alimentaria, distorsionando nuestro sentido de lo que es la porción correcta". Según la investigación del CSPI, las porciones alimentarias han ido aumentando con el tiempo, señalando por ejemplo que en los años 50 una botella de Coca-Cola de tamaño familiar era de 0,75 litros, mientras que ahora la de tamaño individual es de 0,5 litros.

Fuente: Consumer, dic 2003

Nota de Adelgazar.Net: Nos hacemos eco de esta noticia porque, aun refiriéndose a Estados Unidos, creemos que es perfectamente aplicable a nuestro país. Aunque es difícil resistir la atracción de la comida barata, debemos esforzarnos por ceñirnos a la ración que hubiésemos pedido caso de no existir dichas ofertas.

Más noticias sobre:

Volver