La flora intestinal también interviene en la tendencia a engordar de cada persona

Un importante estudio destaca la importancia de los microorganismos intestinales en esta predisposición, a la vez que sugiere posibilidades terapéuticas para el futuro.

Investigadores de la Universidad de Washington, en San Luis (Missouri), han publicado un importante estudio en la prestigiosa publicación Proceedings of the National Academy of Sciences. En él, afirman que la predisposición a engordar está determinada, en gran parte, por el tipo de microorganismos que habitan en nuestro aparato digestivo.

El mecanismo de actuación, de forma abreviada, es el siguiente: el intestino produce una proteína llamada FIAF, que se encarga de limitar la absorción de grasa en el intestino. Ciertos microbios que pueden colonizar dicho intestino suprimen la producción de esta proteína, con lo que aumenta la absorción de grasa y el individuo engorda.

En un experimento realizado por el mencionado equipo, se criaron ratones libres de gérmenes, que comían un 30% más que los normales pero tenían un 50% menos de grasa corporal. Tras ser expuestos a una flora normal de microbios intestinales, aumentaron su grasa en un 60% en dos semanas, incluso reduciendo la ingesta de comida.

Para Jeffrey Gordon, coordinador del mencionado equipo, este descubrimiento abre las puertas a una terapia anti-obesidad en el futuro, desarrollando moléculas derivadas de la proteína FIAF.

Fuente: Diariomedico, 2.004

Más noticias sobre:

Volver