Lo más recomendable: cinco comidas al día, pero ligeras

Lo ideal para mantener la línea y alimentarse de forma saludable es hacer cinco comidas ligeras al día. Contrariamente a lo que podría pensarse, hacer menos o saltarse alguna favorece la obesidad.

Según la Catedrática de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, Ana María Requejo, lo ideal es realizar cinco comidas ligeras al día: desayuno (en torno a un 20 % de las calorías totales del día), tentempié a media mañana (10 %), comida (25 - 30 %), merienda (10 - 15 %) y cena (el resto).

La experta desmintió la creencia popular de que saltarse alguna comida (suele hacerse con la cena, o tomar desayunos escasos) sea bueno para adelgazar, pues esto propicia el que se deposite más grasa en los tejidos. Así pues, se deben evitar tanto los "atracones" como los ayunos. Otra ventaja añadida de hacer cinco comidas es que así es más fácil que la dieta sea variada.

Para terminar, la profesora Requejo insistió en la necesidad de una dieta equilibrada (hay que comer de todo), practicar ejercicio físico pausado pero constante y aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas y legumbres, especialmente entre los jóvenes.

Por otra parte, pero en la misma línea de informar al consumidor en materia alimentaria, diversas organizaciones de consumidores, entre ellas la OCU, han lanzado una campaña con apoyo de los Ministerios de Agricultura y Sanidad. En ella resaltan la importancia de una dieta equilibrada repartida en cinco comidas, ejercicio moderado practicado regularmente y cambiar algunos hábitos para evitar la obesidad.

Fuente: MedicinaTV, 2004

Más noticias sobre:

Volver