EEUU: nueva pirámide alimenticia y más consejos

La epidemia de obesidad ha impulsado a las autoridades norteamericanas a dar una vuelta más de tuerca en la cuestión de la alimentación y la actividad física.

Hace doce años, los responsables de salud norteamericanos crearon una pirámide alimenticia como plasmación de una estrategia para mejorar la salud de su población. Pero la epidemia galopante de obesidad que se está dando en ese país, y las graves consecuencias que está teniendo para la salud de sus ciudadanos, han hecho que las autoridades den nuevas recomendaciones, ahora centradas sobre todo en prevenir la obesidad.

Estas recomendaciones, basadas en los estudios de trece expertos, se han materializado en una nueva pirámide nutricional. Los aspectos básicos de la nueva estrategia son reducir la ingesta calórica y hacer ejercicio.

Esta restricción calórica debe hacerse, según estos expertos, sin limitar los carbohidratos. En cuanto al ejercicio físico, debería ser una hora al día, u hora y media si se quiere rebajar peso.

En la nueva pirámide nutricional se recomienda reducir la ingesta de grasa, y que la que se consuma tenga su origen, preferentemente, en aceites vegetales, frutos secos y pescado. En cuanto a los hidratos, es preferible el consumo de cereales integrales y, si se toman en el desayuno, que sean sin azúcar. También, por supuesto, incrementar el consumo de frutas y verduras, por piezas mejor que en zumo. La cantidad recomendada es un volumen equivalente a cuatro tazas de frutas y verduras al día.

Otros consejos se refieren al aumento del consumo de lácteos desgrasados, tomar dos raciones de pescado a la semana, reducir la sal y poner especial atención a los comedores escolares. Respecto al alcohol, puede tomarse con moderación: en torno a una bebida al día las mujeres y dos los hombres.

Por lo que a nuestro país se refiere, un grupo de 20 expertos de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria ha elaborado una guía sobre alimentación saludable que incorpora, al igual que en Estados Unidos, una nueva pirámide nutricional. Entre otras cosas, se recomienda realizar cinco comidas al día, lo más variadas posible, y un consumo moderado de alcohol de baja graduación, como vino o cerveza, ya que parece demostrado su efecto beneficioso sobre la salud. También recomiendan beber dos litros diarios de agua y la realización de actividad física.

Fuentes: El Mundo Salud y Azprensa, enero 2005

Más noticias sobre:

Volver