Nuevos estudios sobre Rimonabant confirman sus resultados moderadamente satisfactorios

Continuando con el estudio sobre la eficacia del fármaco para adelgazar Rimonabant (ver artículo de marzo 2004), la prestigiosa revista "The Lancet" ha publicado recientemente un nuevo estudio confirmando que, además de ayudar a perder peso, también mejora las constantes de riesgo coronario y rebaja el perímetro de cintura.

El estudio, dirigido por Luc Van Gaal, del Hospital Universitario de Antwerp (Bélgica), contó con la participación de 1.507 personas con un índice de masa corporal (IMC) de 30 kg/m2 o superior, o bien un IMC superior a 27, pero con factores adicionales de riesgo: niveles elevados de grasa en sangre, hipertensión, o ambos. Se recuerda, a modo de ejemplo, que un IMC de 30 sería el caso de una persona de 1,70 m. de altura que pesara 86,7 kg.

Los participantes fueron divididos, de forma aleatoria, en tres grupos. Uno tomó, durante el año que duró el tratamiento, 5 mg. diarios de Rimonabant; otro, 20 mg. del mismo fármaco, y un tercero, placebo. Todos ellos se vieron sometidos, además, a una dieta de control calórico. El 39 % de los participantes abandonó el tratamiento antes de completarlo. Las causas de los abandonos fueron depresión (en los tres grupos), náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza, mareo y ansiedad.

En general, estos efectos secundarios indeseados fueron más frecuentes en el grupo que tomó 20 mg., pero llama la atención el hecho de que los desórdenes graves no fueron más comunes en los grupos tratados con el fármaco que en el que tomó placebo.

Por lo que se refiere a los beneficios, la reducción de peso mayor se consiguió con la dosis de 20 mg., seguido de la de 5, y por ultimo el grupo del placebo. Así, por ejemplo, en el grupo de mayor ingesta del medicamento, un 67 % de ellos logró reducir su peso en un 5 % o más, y de ellos un 39 % consiguió un 10 % o más de disminución. Las reducciones de perímetro abdominal y la mejora de la analítica en lo referente a riesgo coronario, fueron semejantes a los resultados expuestos para el peso.

Luc Van Gaal concluye que la administración de Rimonabant supone una sustancial pérdida de peso, reducción del perímetro abdominal, y mejora en varios factores de riesgo cardiovascular y metabólico. De cualquier manera, añadimos nosotros, queda muy lejos de las promesas de cualquier píldora-milagro, dieta-milagro y demás procedimientos fraudulentos. No hay que olvidar que el tratamiento con Rimonabant duró un año, los logros fueron razonables pero no espectaculares y, lo que es más importante, se simultaneó con un régimen de control calórico, al que habría que achacar una parte significativa de los resultados.

Fuente: MedicinaTV

Más noticias sobre:

Volver