Wakame: las prometedoras algas marrones

El fucoxanthin, un componente de un alga marina, Undaria pinnatifida, también llamada alga wakame en Japón, ha conseguido reducir de un 5 a un 10% el peso corporal, en un ensayo realizado con 200 roedores. Además, dicha reducción se ha centrado en la grasa abdominal, considerada más perjudicial que la del resto del organismo, porque colabora en mayor medida que ésta a los problemas circulatorios.

La investigación ha sido realizada en la Universidad de Hokkaido (Japón), y se basa en un alga muy consumida en la cocina asiática, en sopas y ensaladas. Los expertos que la han realizado consideran que podría obtenerse de ella un extracto natural o un medicamento para luchar contra la obesidad humana.

El fucoxanthin se encuentra sólo en cierto tipo de algas marinas, las marrones, y es el pigmento que les da su color característico. En otro tipo de algas, como las verdes o las rojas, se encuentra en mucha menor proporción. El hecho de que las algas marrones se consuman habitualmente en Asia hace que sean mayores sus posibilidades de utilización. Además, son comunes en ciertas zonas del Pacífico, como la costa de California.

Kazuo Miyashita, principal responsable de la investigación, señala que el fucoxanthin actúa estimulando la producción de una proteína, la UCP1, que aumenta la oxidación de la grasa y su transformación en energía. La UCP1 se encuentra en el tejido graso que rodea los órganos internos, por lo que el alga podría reducir la grasa abdominal.

Además de este mecanismo de actuación, al parecer el fucoxanthin estimula el hígado para que produzca DHA, un ácido graso Omega-3 que reduce el LDLc, que es muy perjudicial por producir obesidad y favorecer la aparición de problemas cardiovasculares. Como dato positivo adicional, el fucoxanthin no tiene efectos secundarios conocidos.

Fuente: Europa Press, 2006

Más noticias sobre:

Volver