Programa Evasyon para adolescentes: ordenar la vida para adelgazar

Va a arrancar un programa para ayudar a adelgazar y llevar una vida más saludable a los adolescentes españoles, cuya situación actual actual es preocupante. No está basado en duros regímenes ni sofocantes ejercicios, sino simplemente en cambiar sus rutinas y estilo de vida, ordenándolos. Adelgazar será simplemente una consecuencia de este orden.

El programa, llamado Evasyon, comenzará a finales de febrero y está diseñado por psiquiatras, nutricionistas, dietistas y expertos en educación física. Lo que les ha movido a hacerlo es la preocupante situación de muchos de nuestros jóvenes: medio millón son obesos, en torno a 200.000 pueden estar en las primeras fases de una diabetes y 100.000 sufren o sufrirán próximamente problemas cardiovasculares.

Todo esto, además de los problemas psicológicos (autoestima, rechazo de los compañeros,...) que acompañan a los anteriores. Evasyon comenzará próximamente en cinco hospitales con 40 chicos y, si todo va bien, se irá extendiendo paulatinamente a distintas ciudades, ya desde los centros de salud.

Pero, ¿en qué consiste el programa? Lo que no se intenta, porque sería rechazado por los propios chavales, es someter a los chicos a dietas rigurosas ni ejercicios excesivos. Por el contrario, se trata de ir cambiando sus costumbres y ordenar su vida: horarios de comida, de ocio, sueño suficiente, aprender a comer,... y todo con la necesaria implicación de los padres. También se organizan reuniones de grupo periódicas que sirven de apoyo.

Algunos de los consejos que reciben los participantes son: desayunar correctamente; no comer viendo la tele; hacer el ejercicio que más les divierta o, si no, subir andando por las escaleras o ir al colegio a pie, por ejemplo; fomentar el agua en vez de un refresco... No se trata de prohibir, sino de dar alternativas más saludables. Por ejemplo, se puede ir a una hamburguesería, pero mejor pidiendo una ensalada.

Se trata de abordar la obesidad incidiendo en determinados factores sociales y psicológicos que son comunes a los que sufren de sobrepeso. Lo primero es aceptar que existe un problema y abordarlo sin angustia. Con la adecuada motivación, hay que conseguir que vayan cambiando ciertas rutinas y pautas de comportamiento, y entonces la reducción de peso será una consecuencia natural de lo anterior.

Fuente: ABC, enero 2007

Más noticias sobre:

Volver