Llegan con polémica nuevas promesas frente al sobrepeso

Una nueva generación de productos para luchar contra la obesidad va llegar al mercado en un futuro próximo. Aunque parecen imaginativos y prometedores, algunos expertos son escépticos.

El problema de la obesidad es tan grande en Estados Unidos (país de donde vendrán la mayoría de las novedades) que a veces se olvida que supone también un mercado muy prometedor para algunos fabricantes: en torno a 100 millones de ciudadanos de ese país deberían bajar de peso. Esto puede hacer que avance con fuerza la investigación, pero también, a veces, que no se sea suficientemente riguroso. Por eso hay que valorar con prudencia estas novedades.

Christopher Adams, psicólogo, experto en biología molecular y ex investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (el célebre MIT) ha desarrollado un pulverizador nasal que inhibe el gusto y el olfato, con lo que asegura que se reducirá el apetito. Se basa en que las personas que no paladean ni olfatean bien, comen menos. Espera que esté en el mercado en 2010.

Por su parte, Medtronic, el mayor fabricante mundial de dispositivos médicos, prepara un marcapasos gástrico a pilas, que hace que el estómago se contraiga y envíe una señal de saciedad al cerebro. Enteromedics, otro fabricante norteamericano, está desarrollando un dispositivo similar, que paraliza el estómago mediante descargas eléctricas.

Por su parte, la francesa Sanofi - Aventis está comercializando ya en Gran Bretaña una píldora para hiperobesos y espera hacerlo próximamente en Estados Unidos. Dicha pastilla "desconecta" ciertos circuitos cerebrales que despiertan el apetito, según el fabricante.

Los expertos, sin embargo, reciben todas estas novedades con cierta cautela. Sin rechazar aquellas que puedan en el futuro demostrar su efectividad, reiteran que, de momento, las mejores armas son la prevención, un cambio en el estilo de vida, el ejercicio y la formación del ciudadano en materia alimentaria. Y para los casos más graves, lo único que ha demostrado eficacia permanente es la cirugía para reducir el estómago, aunque es una solución drástica y peligrosa.

Fuente: EFE

Más noticias sobre:

Volver