Los médicos piden que los productos engordantes tengan un aviso en el etiquetado y en la publicidad

La OMC (Organización Médica Colegial) ha solicitado al Gobierno una serie de medidas contra la obesidad: luchar contra la publicidad engañosa, obligar a que el envase de los productos engordantes avise de que lo son y fomentar la educación en el tema del sobrepeso en los centros sanitarios.

Recientemente, Juan José Rodríguez Sendín, secretario general de la OMC, ha propuesto al Gobierno la adopción de determinadas medidas para luchar contra la obesidad. Quizá la más llamativa sea la obligatoriedad de indicar en los envases de los productos engordantes un aviso sobre su riesgo.

Este aviso podría ser un texto del tipo: "El consumo irresponsable de este producto puede provocar sobrepeso y obesidad. Siga el consejo de su médico", y debería figurar en alimentos hipercalóricos, como hamburguesas, dulces y refrescos.

También ha pedido que se prohíba la publicidad engañosa, entre otros, de productos que prometen propiedades medicinales (como bífidus activo), o la de los productos llamados "light", ya que en ambos casos suponen un fraude al consumidor. Y también la publicidad que fomenta el consumo de productos engordantes, especialmente en horario infantil.

Por último, aboga por el fomento de la educación en los centros sanitarios para luchar contra la obesidad. Los médicos de atención primaria serían los responsables de diagnosticar precozmente el sobrepeso, con especial atención a los niños y adolescentes, y serían también los principales educadores en este ámbito.

Fuente: El Médico Interactivo y Europa Press, 2007

Más noticias sobre:

Volver