La UE se plantea restringir la publicidad de la comida poco saludable para los niños

En la Unión Europea hay 21 millones de niños obesos o con sobrepeso. Este colosal problema de salud pública (y personal, para otros tantos millones de individuos y sus familias) inquieta a la Comisión Europea, que se está planteando restringir la publicidad de los alimentos poco saludables, como la comida rápida. Nosotros podemos desde hoy mismo, como padres, sanitarios y educadores, ir atacando el problema en nuestro propio ámbito doméstico, sanitario y escolar.

El comisario europeo de Salud, Markos Kyprianou, ha declarado recientemente que el objetivo es lograr un compromiso voluntario con los productores para que no publiciten comida poco saludable para los niños. De no ser así, no habrá más remedio que adoptar una legislación restrictiva sobre el tema.

La postura de las autoridades sanitarias de la UE no hace más que reflejar la importancia del problema. Un niño obeso será muy probablemente un adulto obeso, y todos sabemos lo difícil que será la lucha que le espera. El problema es que la burocracia de la UE es lenta y, además, los fabricantes conseguirán probablemente sortear estas limitaciones, al menos hasta cierto punto.

Por ello, desde Adelgazar.net recomendamos que se luche desde hoy mismo contra el problema, a base de educación, adoptar costumbres saludables y predicar con el ejemplo (lo que, por cierto, vendrá bien a nuestra propia salud). Hay que intentar blindar a nuestros hijos contra una publicidad agresiva y perniciosa que les convertirá quizá en obesos, si no hacemos nada para evitarlo.

Fuente: El Médico Interactivo y elaboración propia

Más noticias sobre:

Volver