El Clínic ensaya el tungstato sódico contra la obesidad

El Hospital Clínic de Barcelona va a ensayar en Fase II, sobre humanos, el tungstato sódico. Podría convertirse, dentro de tres o cuatro años y si todo va bien, en un fármaco eficaz contra la obesidad.

El tungstato sódico fue descubierto como adelgazante en el año 2001. Desde entonces se ha comprobado su efectividad en animales de laboratorio y su seguridad en humanos. Así, ha llegado el momento de un ensayo en Fase II, es decir, en humanos obesos.

Para ello, se escogerán 44 varones obesos de entre 18 y 65 años. Durante seis semanas, a la mitad de ellos se les administrará el fármaco y a la otra mitad un placebo. El objetivo es comprobar si el tratamiento es eficaz para reducir el peso y si se produce un cambio en el porcentaje de grasa del cuerpo, en el gasto energético o en el apetito.

La forma de actuación del tungstato todavía no está clara. Si bien en otros fármacos, como la sibutramina o el rimonabant, se incide en la supresión del apetito, o incluso en la no absorción de la grasa de los alimentos (como en el orlistat), parece que en el caso que nos ocupa se modificaría el metabolismo energético.

Si todo va bien, el Dr. Josep Vidal, investigador principal del ensayo, indica que habría que ampliar el estudio a una población mayor y durante más tiempo, con el objetivo de que pueda estar en las farmacias en un plazo de tres o cuatro años, como mínimo. La patente ha sido adquirida por el laboratorio Bayer.

Sin embargo, como el propio Vidal advierte, se puede tratar la enfermedad pero no curarla, pues hay que considerar la obesidad como una patología crónica.

Fuentes: Publico.es, MedicinaTV y Hospital Clínic

Más noticias sobre:

Volver