El efecto adelgazante del extracto de una fruta africana despierta expectativas

Investigadores de Camerún concluyen que el extracto de la Irvingia Gabonensis, una fruta de África occidental, podría tener un espectacular efecto adelgazante. Pero hay que ser prudentes ante esta noticia, pues no sería la primera vez que las expectativas acerca de un remedio para adelgazar quedan finalmente defraudadas.

La Irvingia Gabonensis, o mango africano, es una fruta consumida de forma masiva en África occidental. Estudios de laboratorio indicaban que el extracto de su semilla podría tener la capacidad de inhibir la producción de grasa mediante determinados efectos sobre ciertos genes y enzimas que regulan el metabolismo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Yaounde (Camerún), dirigido por el doctor Julius E. Oben, ha realizado un estudio (según ellos, el primero que se hace en relación a este extracto) sobre 102 adultos, cuyos resultados han sido publicados por la revista "Lipids in Health and Disease". La empresa Gateway Health Alliances, Inc., de California (Estados Unidos), financió en parte la investigación.

La muestra de voluntarios, todos ellos adultos con sobrepeso, fue dividida al azar en dos grupos: uno tomó el extracto y el otro un placebo, dos veces al día durante 10 semanas. Los participantes siguieron con sus actividades rutinarias, sin hacer ningún tipo de dieta ni actividad física especial.

Una vez transcurridas las mencionadas 10 semanas, se comparó el peso de los participantes con el que tenía cada uno antes de comenzar la prueba. El resultado fue, en verdad, espectacular: los que habían ingerido el placebo apenas alteraron su peso, pero los que tomaron el extracto lo habían reducido en una media de 12,7 kilos. Además, estos últimos habían disminuido la concentración en sangre de azúcar y de colesterol LDL (el llamado "colesterol malo").

Por si esto fuera poco, los resultados mencionados en cuanto a reducción de peso se lograron, aparentemente, sin efectos secundarios, ya que los que fueron descritos por los participantes que adelgazaron no diferían sustancialmente de los descritos por los que tomaron el placebo.

Desde Adelgazar.net, como otras veces, aconsejamos ser prudentes a la hora de valorar esta información que, por otra parte, proviene de una fuente fiable. Los propios investigadores recomiendan estudios más amplios sobre el extracto, y nosotros no podemos ser menos. Con demasiada frecuencia se han anunciado resultados espectaculares en la lucha contra la obesidad, pero luego se ha visto que el optimismo era exagerado y, en ocasiones, incluso gratuito. Esperemos que en este caso no sea así.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net, a partir de informaciones de Reuters Health

Más noticias sobre:

Volver