El programa PERSEO

El Programa piloto Escolar de Referencia para la Salud y el Ejercicio, contra la Obesidad, el programa PERSEO, es una actuación de la administración española, en colaboración con diversas comunidades autónomas, para mejorar los hábitos de nuestros niños en lo referente a la alimentación y el ejercicio físico, con la finalidad de reducir la obesidad infantil. La mala noticia es que se va a hacer únicamente, de momento, en 34 centros; la buena, que quizá en el futuro alcance a nuestros hijos. Pero, hasta entonces, podemos hacer nosotros mismos algo parecido en casa.

Los ministerios de Sanidad y Política Social y de Educación, preocupados por el aumento de obesidad infantil, y a sabiendas de que esta obesidad infantil supondrá una tasa muy elevada de obesidad de adultos y un grave problema de salud para la población, han puesto en marcha el mencionado programa, con idea de extenderlo a toda la población infantil en el futuro. Sigue las directrices de NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad).

El objetivo del programa es cambiar las costumbres de nuestros niños en alimentación y actividad física. Nuestros expertos han entendido que este cambio de costumbres es la mejor manera de lograr una reducción perdurable en su tasa de obesidad y, por tanto, una mejora de su estado de salud. Este programa se denomina piloto porque servirá de modelo para otras actuaciones más amplias a diseñar con posterioridad. De momento, se aplicará en 34 centros escolares, más otros 33 que solo servirán de control y en los que no se realizará intervención alguna.

Las líneas básicas del programa son, en primer lugar, realizar una exploración antropométrica de los niños (de 6 a 10 años), antes del programa y a la finalización del mismo, para comprobar el efecto que ha tenido en ellos. Por lo que respecta a darles una correcta formación y motivación en el importante tema de los alimentos que ingieren, se les dará un "Cuaderno de la Alimentación Saludable". En colaboración con padres y profesores, aprenderán qué alimentos son buenos y cuáles no. Entre otras cosas, visitarán una frutería y conocerán las distintas frutas y verduras, sus sabores y texturas.

También se educarán en la importancia de un buen desayuno y de una alimentación sana y equilibrada que incluya pescado, frutas y verduras. Y, muy importante, les enseñarán a ser críticos con las "chuches", "snacks", bollería y otros alimentos poco saludables y excesivamente energéticos. Y todo ello de forma entretenida, mediante juegos, recortables, cómics..., y con la implicación de padres y profesores.

En lo relativo a la actividad física, también se incentiva de distintas maneras. De nuevo, el objetivo no es que hagan determinados ejercicios, sino que cambien sus costumbres. Por ejemplo, tendrán un cuaderno en el que se les sugieren distintas alternativas para moverse más. Igual que con la nutrición, se intenta que los padres también participen.

Todo esto está muy bien, pero el problema es que es un programa piloto, es decir, que debe concluirse, evaluar los resultados y, en base a ellos y a otras aportaciones, elaborar un programa definitivo. Dicho programa se implantará, si todo va bien, en todos los centros escolares, con la colaboración imprescindible de las comunidades autónomas. Teniendo en cuenta lo anterior, ¿cuándo llegará a nuestros hijos?

Mientras tanto, podemos hacer algo, por ellos y por nosotros mismos, basándonos en los mismos principios del mencionado programa. En la medida en que no tengamos los suficientes conocimientos en nutrición y actividad física, podemos pedir consejo a médicos, educadores, dietistas y otros profesionales. También podemos acudir a publicaciones, webs y otras fuentes que consideremos fiables.

Con todo ello y, sobre todo, mucha motivación, podemos hacer nuestro propio "perseo" en casa, que beneficiará a toda la familia. Quizá nuestros hijos puedan ser el empujón que necesitábamos para llevar, por fin, una vida más saludable también nosotros mismos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en julio de 2009

Más noticias sobre:

Volver