Ciertas emociones positivas, como el optimismo, pueden dificultar el adelgazamiento

Un reciente estudio, realizado en Japón, concluye que ciertas características psicológicas, en principio positivas, podrían constituir una dificultad para adelgazar. La razón podría residir en que, en la medida en que se poseen, las personas serían más refractarias a dejarse orientar o aconsejar.

La investigación fue realizada en el Hospital Universitario Médico de Kansai (Japón) sobre 101 pacientes obesos. Fueron sometidos, durante 6 meses, a una terapia para adelgazar que combinaba asesoramiento, dieta y ejercicio. Se realizó un perfil psicosocial de los mismos antes y después de la terapia. Esta investigación, dirigida por Hitomi Saito, ha sido publicada en "BioPsychoSocial Medicine".

Una de sus conclusiones fue que los pacientes que tenían un mayor nivel de auto-orientación y optimismo perdieron menos peso que el resto. Por el contrario, aquellos que podían mejorar su autoconciencia mediante el asesoramiento perdieron peso con más facilidad.

Estos resultados refuerzan hallazgos de anteriores investigaciones que indicaban que ciertas emociones negativas permiten una modificación de la conducta más fácil ante una terapia. Parece ser que si se es más pesimista se está más preocupado por la enfermedad y se es más permeable a los consejos y directrices de los profesionales, lo que no deja de tener su lógica.

Igualmente, una superior autoestima o tener un mejor concepto de nosotros mismos nos haría ser más reacios a cambiar o a aceptar y seguir ciertas pautas provenientes de los expertos, en este caso en materia de adelgazamiento. También parece lógico.

Estas conclusiones, sin embargo, no deben ser entendidas como una dificultad añadida, en caso de ser personas optimistas con sobrepeso u obesidad. Más bien, deben hacernos más conscientes de que nuestro optimismo y/o elevada autoestima no debe cegarnos a la hora de aceptar que tenemos algo que mejorar, y de que, para ello, debemos atender y seguir las pautas de los expertos.

Sin embargo, otra conclusión del mencionado estudio es que estas características (optimismo, autoestima...) que antes del tratamiento podrían dificultar el adelgazamiento, se desarrollan y aumentan durante la terapia. Pero, en este caso, sirven para mantener y asentar los objetivos conseguidos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en noviembre de 2009

Más noticias sobre:

Volver