Productos adelgazantes con CLA Trans podrían ser muy perjudiciales para la salud

La ingesta continuada de la forma trans del CLA ha provocado, en estudios sobre roedores, serios daños en su organismo. A pesar de que aún no se ha demostrado en humanos, una elemental prudencia aconseja eliminarlo de la dieta, salvo que tengamos la seguridad de que el CLA es de la forma cis, inocua y beneficiosa para la salud. El problema es que el CLA está presente en ciertos productos para adelgazar, en cuyos envases no se aclara cuál de las dos formas está presente en su composición.

El CLA se encuentra en aceites vegetales y en la carne y la leche de rumiantes. Se le atribuyen efectos beneficiosos para la salud, como tener propiedades anticancerígenas y cardioprotectoras, así como reducir el nivel de colesterol y materias grasas en el organismo, lo que podría favorecer la pérdida de peso. Por esa razón, forma parte de algunos productos adelgazantes.

El problema es que el CLA, al igual que otras muchas moléculas, tiene dos formas (o isómeros), cis y trans. Todo lo bueno que se ha dicho del CLA se refiere a su forma cis, la más común en la naturaleza. Pero también existe la trans, y sobre ella recaen todas las sospechas, derivadas de estudios que se han realizado durante los últimos años y cuyas conclusiones se han dado a conocer ahora.

La investigación ha sido realizada por un equipo dirigido por José Martínez González, del Centro de Investigación Cardiovascular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), con participación del Instituto Catalán de Ciencias Cardiovasculares y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición, y con la colaboración del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud de Zaragoza. Las conclusiones de la mencionada investigación han sido publicadas en "Frontiers in Bioscience".

Los resultados, obtenidos en pruebas sobre roedores, indicaron que el consumo prolongado de la forma trans del CLA causó estragos en su hígado. Además, produjeron otros trastornos como el aumento del estrés oxidativo, inflamación, hiperglucemia, resistencia a la insulina, lipodistrofia y arteriosclerosis. Según José Martínez González, aunque aún no se ha demostrado su acción en humanos, estos resultados deben tomarse como una importante llamada de atención.

Por lo anterior, los expertos recomiendan que se indique el tipo de isómero (cis o trans) que contienen los diversos preparados para consumo humano (incluidos, por supuesto, los productos adelgazantes) que incorporen CLA en su composición. Por su parte, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria ha declarado que acaba de conocer estos resultados y que, hasta que no los analicen, no pueden tomar decisiones al respecto.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en febrero de 2010, a partir de informaciones de Europa Press y El País

Más noticias sobre:

Volver