¿Qué es mejor para adelgazar: dieta, ejercicio o fármacos?

Un grupo de expertos analiza las diversas alternativas contra la obesidad y llega a conclusiones interesantes. La actividad física gana puntos, los fármacos los pierden y la dieta mantiene su importancia.

Varios expertos mundiales en el tema de la obesidad han unido sus esfuerzos para intentar llegar a conclusiones útiles acerca de las mejores estrategias para luchar contra este importante problema de salud. Entre ellos, Louise Baur, del Hospital de Niños de Westmead y de la Universidad de Sydney (Australia) y Richard Weiler, especialista en Medicina del Ejercicio en el Imperial College Healthcare NHS Trust de Londres. Han publicado los resultados de su estudio en la revista "British Medical Journal".

Una de las conclusiones del grupo es considerar a los fármacos contra la obesidad una alternativa poco segura y con beneficios limitados a largo plazo. El sueño de acabar con la obesidad tomando una pastilla sigue estando, por tanto, muy lejos. Si a sus magros resultados unimos su coste y que no están exentas de efectos secundarios, es una opción que pierde relevancia.

Muy diferente es la opinión que les merece el ejercicio físico. Para muchos, no es más que un instrumento para luchar contra la obesidad. Pero para este grupo de expertos, sin embargo, constituye en sí mismo un objetivo de salud. Si bien reconocen que su utilidad para reducir peso es limitada (afirman que la actividad física "no es suficiente para afrontar el problema de la obesidad"), también opinan que "la promoción del deporte moderado es un elemento fundamental en cualquier programa de salud pública".

Hasta tal punto es el ejercicio importante para estos expertos, que consideran que la inactividad física es una de las mayores amenazas para la salud en los países desarrollados, con independencia de la obesidad. Según ellos, lo recomendable es hacer media hora de ejercicio cinco días a la semana. Afirman, incluso, que el sedentarismo es, más que la obesidad en sí, causa de muchas enfermedades.

Por lo que respecta a la dieta, la tercera alternativa contra el sobrepeso, mantiene su posición ventajosa para estos expertos, ya que corroboran que numerosos estudios demuestran que una alimentación inadecuada es uno de los factores que más contribuye al incremento de la obesidad.

A modo de resumen de todo lo anterior, podría afirmarse que para luchar contra el sobrepeso lo más adecuado es un cambio definitivo en el estilo de vida que suponga una dieta correcta y una actividad física moderada. No es tan difícil, sobre todo si tenemos en cuenta lo mucho que podemos ganar.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en septiembre de 2010, a partir de informaciones de El Mundo Salud

Más noticias sobre:

Volver