Los refrescos light podrían
no ser buenos para la salud

Los refrescos light podrían no ser buenos para la salud

El consumo de refrescos con edulcorantes no calóricos está aumentando, en un intento de tomar menos calorías sin renunciar a estas bebidas. Sin embargo, un estudio realizado en Estados Unidos alerta sobre la posibilidad de que estos refrescos pudieran tener efectos negativos sobre la salud cardiovascular. Si bien es sólo un estudio preliminar, no está de más que lo tengamos en cuenta, dado que se suma a otros estudios negativos acerca de los refrescos light.

El trabajo, dirigido por Hannah Gardener, de la Miami Miller School of Medicine, se realizó durante nueve años sobre 3.298 personas, cuya edad media era de 40 años. Entre otras muchas cosas, se interrogó a los participantes acerca de su consumo de bebidas light, y se realizó un seguimiento de su estado de salud durante el periodo indicado.

El estudio concluyó que la ingesta de este tipo de bebidas estaba correlacionada de forma muy significativa con sufrir problemas vasculares. Aunque la propia Gardener advierte de que los resultados son sólo provisionales, la correlación resultó tan acusada que es algo que debería tenerse en cuenta.

El problema es que son tantos, y a menudo tan contradictorios, los estudios de este tipo (alarmistas, según algunos), que el consumidor no sabe qué hacer. Es conveniente detenerse a pensar e intentar actuar de forma razonable. En primer lugar, hay que preguntarse qué nos aportan los refrescos, ya sean con azúcar o con edulcorantes no calóricos. Salvo el placer de tomarlos, muchas veces por moda o costumbre, apenas nada.

Por ello, y dado que los refrescos normales engordan, y sobre los light recae la sospecha que hemos comentado, una respuesta razonable sería eliminar o, al menos, reducir el consumo de ambos. En caso de "necesidad" (y lo entrecomillamos, porque nunca es en realidad necesario), podemos sustituirlo por un zumo, que sí nos aporta ciertos nutrientes, aunque tenga calorías. O, quizá, lo mejor: simplemente, agua.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en marzo de 2011

Más noticias sobre:

Volver