El yogur, los frutos secos y la fruta adelgazan

El efecto contrario tienen las patatas fritas, las bebidas azucaradas y la carne. Son las conclusiones más importantes de un extenso estudio realizado en Estados Unidos, del que podemos sacar útiles lecciones a la hora de planificar nuestras comidas y hacer la compra.

Una de las cosas más llamativas del estudio que vamos a comentar es la amplitud del mismo: se analizaron a casi 120.000 personas durante más de 20 años. La otra, tal vez, es la utilidad inmediata que puede obtenerse de él a la hora de cambiar nuestras costumbres alimentarias de cara a bajar de peso.

Fue llevado a cabo por la Escuela de Salud Pública de Harvard, (Massachusetts, Estados Unidos), dirigido por Dariush Mozaffarian y publicado en el "New England Journal of Medicine". Los investigadores analizaron durante dos décadas la alimentación de casi 120.000 personas, en su mayoría mujeres, a fin de evaluar el impacto a largo plazo de dicha alimentación en la variación de su peso corporal. Las conclusiones fueron muy interesantes y, en ocasiones, también sorprendentes.

Por lo que se refiere a los alimentos que hicieron perder más peso, tenemos, en orden de más a menos, el yogur (por cada porción adicional diaria de dicho alimento, el peso final se redujo en una media de 0,37 kilos); los frutos secos (0,26 kilos); la fruta (0,22 kilos) y los granos integrales (0,17 kilos).

Aunque pueda parecer otra cosa, estos números no son desdeñables. Por poner un ejemplo, si una persona que no toma habitualmente los alimentos que acabamos de mencionar adquiere la costumbre de tomar al día un par de yogures, un puñado de frutos secos y dos piezas de fruta obtendrá a largo plazo una reducción de peso de casi un kilo y medio. Para valorar en su justa medida esta cifra, hay que tener en cuenta varios aspectos.

En primer lugar, esta pérdida de peso sería "gratis", es decir, sin esfuerzo. Se añadiría a la que podamos lograr cambiando ciertas costumbres que, quizá, sí nos supongan el empleo de una cierta fuerza de voluntad. Pero, además, se da la circunstancia de que los alimentos mencionados son muy sanos, con lo que tendríamos una ganancia de salud por partida doble.

Por otra parte, el beneficio de estos alimentos, en cuanto a la pérdida de peso se refiere, contrasta con la muy escasa de otros con fama de adelgazantes y que, al menos en el estudio que mencionamos, no resultaron serlo tanto. Nos referimos a los vegetales, con los que se perdieron únicamente 0,1 kilos por ración diaria. Sin embargo, lo que no puede discutirse son sus efectos positivos sobre la salud.

Pero, si bien es cierto que podemos obtener un cierto beneficio tomando determinados alimentos, más cierto es en el caso de que consigamos evitar los más engordantes. Así, los alimentos cuyo consumo supuso un mayor incremento de peso fueron las patatas fritas (1,4 kilos por ración diaria cada cuatro años), las bebidas azucaradas y la carne que, por su parte, obtuvieron resultados similares.

En todos los casos, tanto en el de los alimentos que adelgazan como en el de los que engordan, hay que tener en cuenta que el consumo de dichos alimentos no es "además de" lo que se come habitualmente, sino "en vez de" ingerir otro tipo de comida .

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en agosto de 2011

Más noticias sobre:

Volver