La educación adelgaza más que las dietas

Uno de los mayores expertos mundiales en el tema, José M. Ordovás, reniega de las dietas de adelgazamiento a la vez que resalta la importancia de la educación en temas alimentarios. Si nos alimentamos de forma inteligente, en base a la saludable dieta mediterránea (a la que nuestros genes están adaptados) perderemos peso de forma permanente. Por el contrario, con ciertas dietas de adelgazamiento, la pérdida de peso será sólo temporal y podemos poner en riesgo nuestra salud.

Fue hace unos meses, durante su intervención en un curso de la Universidad Internacional de Andalucía. Ordovás, que está considerado como uno de los fundadores de la genómica nutricional y gran experto en el tema del adelgazamiento es, además, director del Laboratorio de Nutrición y Genómica de Boston (Estados Unidos). Por tanto, su opinión merece ser tenida muy en cuenta.

En el curso de su intervención ("Alimentación y salud. Alimentos funcionales"), Ordovás arremetió en especial contra las dietas esotéricas y peligrosas, y consideró una aberración aplicar a niños o adolescentes ciertas dietas desequilibradas. También lamentó que la educación alimentaria, en especial la de los niños, quede muy en segundo plano en los planes de enseñanza, cuando está demostrado que es precisamente dicha educación lo que lleva a una vida más sana.

Indicó que la obesidad tiene un componente genético y otro ambiental y, en este sentido, recordó los cambios que se han operado en nuestra sociedad y que nos han llevado a la epidemia de obesidad que padecemos: exceso de calorías, alimentos menos sanos, sedentarismo...

También resaltó un aspecto muy interesante, referido a nuestro país: nuestros genes, a lo largo de muchas generaciones, se han "amoldado" a una dieta determinada: la mediterránea. Esta dieta, además, es muy sana, hasta el punto de haber sido declarada por la UNESCO Patrimonio Intangible de la Humanidad. Y, debido a esta correspondencia entre genes y dieta, los cambios a dietas anglosajonas, derivados de la invasión cultural que sufrimos por parte de esos países, son especialmente perjudiciales para las poblaciones de los países mediterráneos, como la española.

Así, Ordovás recomienda encarecidamente volver a los hábitos alimenticios de nuestros antepasados, porque es con ellos como mejor funcionan nuestros genes. Por tanto, vuelve a resaltar la importancia de la educación, de efectos permanentes, frente a la bajada de peso, efímera y a veces peligrosa, de ciertas dietas de moda.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en noviembre de 2011, a partir de informaciones de informacionconsumidor.com

Más noticias sobre:

Volver