La inseguridad económica aumenta el exceso de peso

Un estudio británico ha encontrado un agente tan importante como insospechado que nos conduce al sobrepeso: la inseguridad económica. Según los investigadores que lo han llevado a cabo, es el doble de poderoso que la disponibilidad de comida rápida.

El estudio, dirigido por Avner Offer y publicado en “Economics and Human Biology”, ha sido realizado por científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido). Para ello, han comparado la situación en cuatro países de economías liberales, con poca presencia del estado de bienestar (Estados Unidos, Canadá, Australia y Reino Unido), con siete en los que la situación es la opuesta: Suecia, Finlandia, Noruega, Alemania, Francia, Italia y España. Todos ellos son países desarrollados.

En los primeros, la protección social es menor y, por tanto, la inseguridad y el estrés derivado de una mayor competitividad es mayor. Y, sorprendentemente, los investigadores encontraron en ellos un índice de obesidad sustancialmente mayor que en los otros siete. Sugieren que, en esas condiciones de tensión, las personas comen más.

Para descartar otros posibles factores, los científicos compararon el efecto del sistema económico con otras conocidas variables que propenden al sobrepeso, como la disponibilidad o no de comida rápida. Y encontraron que esta última tenía una influencia en torno a la mitad que la inseguridad económica. Por ello, Offer y su equipo concluyen que la obesidad tiene importantes causas sociales complejas a añadir a las individuales ya conocidas.

La razón de esta poderosa relación entre obesidad e inseguridad económica tal vez resida en que los ciudadanos tienden a comer más para combatir la ansiedad derivada de su particular situación económica. O bien, porque obedecen a un instinto atávico de acumular calorías al prever tiempos de escasez. En todo caso, sería conveniente que se investigaran las causas mediante estudios más profundos, ya que de los resultados de esa investigación podrían emerger posibles terapias para paliar el problema.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en enero de 2012

Más noticias sobre:

Volver