El alcohol ocasiona obesidad abdominal

Al final, va a ser cierto lo de la "barriga cervecera". El alcohol (y sobre todo la cerveza) ocasiona a largo plazo grasa en el abdomen. Y esto es más preocupante por el hecho, probablemente conocido por el lector, de que la grasa abdominal es mucho más perjudicial para la salud que la que se deposita en otras partes del cuerpo.

Sin entrar en otras consideraciones relativas al alcohol, en particular por lo que respecta al riesgo de caer en la adicción a él, una investigación realizada por la plataforma SINC en nueve países europeos, entre ellos el nuestro, ha llegado a conclusiones que no le dejan en muy buen lugar. Además, dichas conclusiones son tanto más fiables si tenemos en cuenta que se han realizado durante un periodo de nueve años sobre una amplísima muestra de más de 250.000 persones de entre 25 y 70 años. El estudio se ha publicado en el "European Journal of Clinical Nutrition".

En la investigación se analizó el efecto que tenía, tanto en hombres como en mujeres, la ingesta continuada o habitual de bebidas alcohólicas. Uno de los resultados más notorios es que, como se ha indicado más arriba, la cerveza ocasiona en los hombres más barriga que el vino. Así, en hombres, el consumo habitual de cerveza supone un riesgo de un 75% de desarrollar obesidad abdominal, frente a una probabilidad mucho más reducida (25%) en el caso de los bebedores de vino.

Y si hemos matizado el sexo es porque el estudio arroja una llamativa diferencia entre hombres y mujeres, a favor de estas últimas, en el caso de la cerveza: para una determinada ingesta de la citada bebida, es más difícil que desarrollen barriga las mujeres que los hombres. Sin embargo, en el caso del vino, los papeles se intercambian, ya que el riesgo de desarrollar obesidad abdominal se duplica en las mujeres respecto a los hombres.

Por último, hay que resaltar que esta tendencia a la obesidad abdominal está muy ligada a la cantidad ingerida, de forma que sólo se desarrolla con la ingesta habitual de cantidades importantes de alcohol. Por ello, los autores no pueden desaconsejar un consumo moderado de este tipo de bebidas .

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en marzo de 2012

Más noticias sobre:

Volver