El tratamiento contra la obesidad que prescribe un médico depende de su propio peso

Los médicos son personas y, por lo tanto, no mantienen siempre una absoluta objetividad a la hora del diagnóstico y el tratamiento del sobrepeso de sus pacientes. Ahora se ha demostrado que los médicos de atención primaria obesos reaccionan de diferente manera que los que no lo son, tanto a la hora de iniciar o no un tratamiento como por lo que se refiere al tipo de tratamiento que prescriben. Parece conveniente que lo tengamos en cuenta cuando acudamos a consulta.

Lo anterior, que puede parecer razonable pero era un fenómeno poco estudiado, se ha puesto en evidencia mediante una investigación realizada en la Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, en Maryland, Estados Unidos, y publicada en "Obesity". Dicha investigación ha sido encabezada por Sara Bleich, y en ella se analizó el comportamiento de 500 médicos de atención primaria.

La primera diferencia que encontraron, y muy notable, entre los médicos con obesidad o sobrepeso y los de peso normal era la frecuencia con que abordaban el problema ante pacientes obesos que no acudían a la consulta por esa cuestión. Cuando el médico era de peso normal, planteaba el tema en el 30% de las ocasiones; en caso contrario, ese porcentaje se reducía hasta el 18%. Parecía como si, al sufrirlo ellos mismos, prefirieran "pasar de puntillas" sobre el problema.

Pero fue a la hora de diagnosticar a un paciente obeso como tal cuando las diferencias se agigantaron: los médicos de peso normal lo hicieron en el 93% de los casos, frente a un escuálido 7% de los médicos con kilos de más. Estas diferencias son tan importantes que deberíamos tener en cuenta este efecto a la hora de acudir al médico, y sacar nosotros el tema aunque él no lo haga, en caso de tener la sospecha o certeza de que nos sobran kilos.

Pero también hay diferencias a la hora de establecer el tratamiento. Los facultativos con peso normal tenían más seguridad en los consejos que ofrecían relativos a luchar contra el sobrepeso (básicamente, dieta y ejercicio), y también percibían en el paciente más confianza hacia dichas pautas. Por el contrario, los médicos con sobrepeso u obesidad tenían más tendencia a recetar fármacos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en abril de 2012

Más noticias sobre:

Volver