Menos comida y más ejercicio, igual a más vida

Esta sencilla ecuación, que muchos expertos ya daban por cierta para el hombre, ha mostrado sus razones bioquímicas para animales inferiores. La clave parece estar en que la restricción dietética provoca en los organismos un cambio en el metabolismo de la grasa que induce más actividad física. Y, si esta mayor actividad se produce, el resultado final es más longevidad.

El interés de la investigación que comentamos está en que la razón de la mayor longevidad no reside en que al adelgazar y hacer ejercicio se eviten ciertas enfermedades, se mejore el estado general de salud y, por tanto, se viva más. Todo esto es cierto; pero lo que han descubierto es que, además de este mecanismo, se produce un aumento de la longevidad per se, es decir, directamente derivado de la mencionada restricción calórica. Efecto que se sumaría, por tanto, al anterior.

La investigación ha sido realizada por un equipo liderado por Pankaj Kapahi, del Instituto Buck de Investigación sobre el Envejecimiento, de la Universidad de California (Estados Unidos). Para llegar a sus conclusiones, realizaron experimentos sobre la mosca de la fruta, a la que restringieron su acceso a la levadura, que es su principal fuente de proteínas.

Esta restricción supuso un aumento considerable de su vida, derivado de un menor envejecimiento. Tras la mencionada restricción, realizaron determinadas pruebas bioquímicas y comprobaron que las moscas habían elevado su actividad física, debido a un aumento del metabolismo de la grasa en el músculo. Estos cambios redundaron, como se ha dicho, en un aumento de su vida útil.

Un aspecto importante de esta investigación, que resalta Pankaj Kapahi, es que sus resultados sugieren que restringir nutrientes sin hacer ejercicio no sería tan beneficioso en los seres humanos como si se acompaña de él. Por otra parte, la restricción en la dieta podría aumentar la motivación para hacer ejercicio. Por tanto, lo ideal es que ambas cosas (comer menos y moverse más) vayan de la mano, ya que se potencian sus efectos beneficiosos.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en octubre de 2012

Más noticias sobre:

Volver