Es importante leer las etiquetas de los productos de alimentación

Ya sea porque se preocupan más por su salud y por lo que comen, o bien porque la propia lectura de las etiquetas modifica sus pautas de consumo, pero el hecho es que las personas que las leen de forma habitual están bastante más delgadas que las que no lo hacen. Sobre todo las mujeres, que pesan casi cuatro kilos menos en promedio.

Las afirmaciones anteriores están basadas en un amplio estudio realizado por la Universidad de Santiago de Compostela en colaboración con las universidades de Tennessee y Arkansas, en Estados Unidos, y con el Instituto de Investigación de Economía Agrícola de Noruega. Está basado en datos de una encuesta anual sobre salud realizada en Estados Unidos sobre más de 25.000 observaciones relativas a la salud, el peso y los hábitos de consumo y compra de ciudadanos norteamericanos.

Los investigadores, encabezados por María Loureiro, llegaron a interesantes conclusiones por lo que respecta a la relación existente entre el peso y leer o no las etiquetas de los productos alimenticios. El estudio, que ha sido publicado en la revista "Agricultural Economics", afirma que hay un estrecho vínculo entre ambas variables.

En el caso de las mujeres, las que consultaban habitualmente las etiquetas de los alimentos pesaban en promedio casi cuatro kilos menos que las que no lo hacían. Por lo que respecta a los hombres, sin embargo, esta relación era mucho menos evidente, dado que no alcanzaba ni la décima parte de variación del IMC que en el caso de las mujeres.

La propia María Loureiro afirma que el hecho de obtener información del contenido de los alimentos puede ser un mecanismo de prevención de la obesidad. Por ello, sugiere realizar campañas para promocionar la difusión de información nutricional a los usuarios de restaurantes y otros establecimientos públicos similares.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en noviembre de 2012

Más noticias sobre:

Volver