Es mejor el ejercicio más duradero y menos intenso

Es una vieja polémica, zanjada por los especialistas: entre hacer un ejercicio intenso de poca duración y otro más relajado pero durante más tiempo, la segunda opción resulta más saludable y adelgaza más. Si, además, se combina con una dieta adecuada, puede ser la receta perfecta para mejorar nuestra salud y adelgazar de forma permanente. Eso sí: hay que hacerlo todos los días, incluso durante el fin de semana. Mínimo, una hora al día; y mejor, dos.

Los expertos ya lo venían indicando así, pero un reciente estudio lo certifica de forma incontrovertible. El problema del sedentarismo no se soluciona con dos sesiones semanales de ejercicio intenso, por ejemplo en el gimnasio o jugando al tenis. Es preferible hacer un ejercicio moderado (incluso, se considera así el estar de pie) pero más prolongado y realizado a diario.

La investigación a que nos referimos ha sido realizada por un equipo de la Universidad de Maastricht, en Holanda, encabezado por Hans Saverlberg. El trabajo ha sido publicado en "PLoS ONE". Partieron de 18 voluntarios, todos ellos jóvenes de 25 años o menos y peso normal, a los que dieron una dieta controlada, a fin de que tomaran prácticamente los mismos alimentos y en cantidades similares.

Los voluntarios fueron divididos en tres grupos. El primero no realizó ejercicio alguno durante el día (14 horas), de forma que estuvieron sentados y se desplazaron en medios de transporte. El segundo realizó un ejercicio intenso durante una hora al día, y las otras 13 permaneció sedentario. Por último, el tercero estuvo 4 horas al día de pie, otras 2 andando y el resto (8 horas) sedentario.

Una vez finalizada la prueba, se les realizaron a todos ellos los análisis pertinentes para medir aquellas variables más significativas a la hora de determinar el estado de salud de un individuo, como el colesterol "malo" o la insulina. Los peores resultados fueron obtenidos por los miembros del grupo primero, lo que no constituyó sorpresa alguna.

Lo más interesante vino de la comparación entre los otros dos grupos, ya que el tercero, es decir, aquel que realizó un ejercicio más moderado pero de más duración, superó ampliamente al grupo segundo. Y estos resultados son aplicables tanto a personas sanas como a aquellas que ya han tenido algún tipo de problema circulatorio.

El lector que quiera adelgazar ya y llevar una vida más saludable puede aplicarse las conclusiones del estudio que comentamos. Y no debe buscar un pretexto para no hacerlo en la falta de tiempo, ya que puede recurrir a numerosos trucos para hacer ejercicio sin emplear apenas tiempo extra, como bajarse del metro o autobús unas cuantas paradas antes, pasear en lugar de ver la televisión o subir andando en vez de tomar el ascensor.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en mayo de 2013

Más noticias sobre:

Volver