Atrévete a eliminar de tu dieta las bebidas azucaradas

Cada vez se acumulan más pruebas contra este tipo de bebidas. Además de las calorías que contienen, que no son pocas (una lata tiene en torno a 150 Kilocalorías), podrían hacer que los genes que predisponen a la obesidad se expresaran con más fuerza. Pero eso no es todo, ya que el consumo de estos refrescos predispone a tomar, junto a ellos, comidas más calóricas. Las estimaciones que se hacen acerca de los efectos de estas bebidas sobre la salud de la población son en verdad escalofriantes.

El primer estudio que traemos a estas páginas es el realizado por expertos del Departamento de Nutrición de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos), encabezados por Kevin Mathias. Se ha basado en datos de 10.995 niños y jóvenes de 2 a 18 años de la Encuesta Nacional y de Nutrición en América. Fue publicado en "American Journal of Preventive Medicine".

Las conclusiones de dicho estudio relacionan el consumo de bebidas azucaradas con un mayor consumo global de calorías y, concretamente, con una predisposición a acompañar este tipo de bebidas de una dieta más calórica y menos saludable. Con ello, el efecto engordante del consumo de dichas bebidas sería mayor que el derivado del consumo de las calorías que contienen.

En general, a cualquier edad, cuanto mayor era el consumo de bebidas azucaradas, más engordantes eran los alimentos que las acompañaban. Sin embargo, fue en los tramos de más edad (de 12 a 18 años) en los que este "efecto de acompañamiento" se mostró con más intensidad, hasta el punto de que el aumento extra de calorías debido a la comida más engordante (pasteles, pizza, patatas fritas...) fue similar a las propias calorías contenidas en las bebidas.

El segundo estudio que nos sirve de base para aconsejar la eliminación de las bebidas azucaradas de nuestra dieta es el Estudio sobre la Carga Global de Enfermedades 2010, presentado en las sesiones científicas de 2013 de la Asociación Americana del Corazón. En él se analizaron, entre otras cuestiones, las consecuencias que tiene para la salud de la población la ingesta de bebidas azucaradas.

Sus conclusiones son desoladoras: achacan al consumo de estas bebidas una cantidad tal de casos de obesidad y diabetes que suponen más de 180.000 muertes al año en todo el mundo. El 73% de dichas muertes son debidas a la diabetes, el 24% a enfermedades cardiovasculares y el 3% a diversos tipos de cáncer.

En Estados Unidos, por ejemplo, suponen 25.000 muertes al año, que es algo así como cinco veces más que los norteamericanos muertos anualmente en la Guerra de Vietnam mientras duró la contienda. Con los datos del referido estudio, en España los muertos debidos al consumo de bebidas azucaradas suponen anualmente una cifra parecida a los que dejan su vida en la carretera. ¿Escalofriante? Desde luego.

Por ello, y a pesar de que la Asociación Americana del Corazón recomienda no superar un consumo semanal de un litro de estas bebidas (algo menos de una lata cada dos días), creemos que la mejor receta es eliminarlas de nuestra dieta de forma radical.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en abril de 2013

Más noticias sobre:

Volver