Caminar es el mejor ejercicio

Hacer ejercicio es uno de los dos elementos clave para adelgazar y mejorar el estado de salud; el otro, como es sabido, es seguir una dieta sana. Uno de los principales inconvenientes que pone la gente a la hora de hacer ejercicio es que lo relaciona con agotadoras sesiones de gimnasio, footing, tenis o actividades similares. Pero este pretexto está desapareciendo, ya que cada vez más expertos tienen claro que el mejor ejercicio es caminar.

Otros estudios ya habían concluido que es preferible un ejercicio más duradero y menos intenso. El que traemos hoy a estas páginas lo deja más claro todavía, ya que concluye que lo importante es la distancia recorrida, y no el tiempo que se emplea en hacerlo. Es más, afirma que, para la salud, andar es incluso más positivo que correr. Y lo demuestra con cifras contundentes.

La investigación a que hacemos referencia, que ha sido publicada recientemente en la edición online de "Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology", constata que, a igualdad de energía gastada, caminar es mucho más sano que correr. Concretamente, reduce prácticamente el doble el riesgo de hipertensión, colesterol alto y enfermedad cardiaca. Sin embargo, el riesgo de diabetes se reduce en una proporción similar con ambas actividades.

Otra investigación que demostró las bondades de caminar, realizada en 2011 sobre 30.000 personas de entre 40 y 79 años, concluyó que caminar más de una hora al día mejoraba de forma significativa la esperanza de vida. Todo ello abona la idea de que el objetivo no debería ser realizar un ejercicio extenuante sino, simplemente, moverse, ya que lo que resulta perjudicial es quedarse muchas horas sentado en el trabajo, frente al televisor, el videojuego o el ordenador.

Andar tiene también otras ventajas sobre un ejercicio intenso o violento. De entrada, es gratis, mientras que jugar al tenis, nadar o machacarse en el gimnasio no suelen serlo, y ese es un factor que puede tener su importancia en los tiempos de crisis económica que nos están tocando vivir. Pero, además, es sabido que un ejercicio que requiera esfuerzos repentinos o cambios bruscos de dirección, como el tenis o el fútbol, son propicios a provocar lesiones.

Por si lo anterior fuera poco, caminar tiene otras ventajas, según diferentes estudios. Ayuda a las personas que lo sufren a luchar contra el insomnio, sobre todo cuando el ejercicio se realiza por la mañana. Por otra parte, mejora el estado de ánimo y puede ayudar al enriquecimiento de las relaciones interpersonales, ya que pasear acompañados de amigos o familiares da ocasión de mejorar la comunicación con ellos. Y, por último, caminar mejora el estado de los huesos de las mujeres que han pasado la menopausia.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en octubre de 2013

Más noticias sobre:

Volver