Focusing para aceptar una nueva relación con nuestro cuerpo

En los años 50 y 60 del siglo pasado, dos terapeutas trabajando con enfermos que padecían de trastornos de personalidad, descubrieron que había personas que sanaban antes que otras y con más facilidad. Esto no dependía del método ni del terapeuta sino fundamentalmente de la capacidad de estas personas de conectar consigo mismo (dialogo interno) para aprender de sus vivencias.

Estos dos terapeutas, Carl Rogers y Eugene Gendlin, también desarrollaron las actitudes que tiene que mantener el terapeuta para conseguir la mejor relación con sus pacientes:

Empatía

Consideración Positiva Incondicional

Autenticidad

Describimos brevemente cada una de ellas para que se entienda la importancia de cada una de ellas y la influencia que han tenido y tienen en disciplinas como el Coaching, tan de moda actualmente.

Empatía.- la capacidad para ponerse en lugar del otro, para comprender su marco interno sin identificarse. La escucha es su herramienta principal.

Consideración positiva incondicional.- la validación de la experiencia de la otra persona con una mirada de aprecio. El respeto y la confianza son sus actitudes básicas.

Autenticidad.- la coherencia entre lo que vives, lo que piensas/sientes y lo que comunicas a la otra persona. La asertividad es el lenguaje de la autenticidad.

Posteriormente, Eugene Gendlin desarrolló Focusing o proceso de enfoque corporal como una herramienta que facilita esa conexión corporal para aprender de nuestra sabiduría interna. En otras palabras, es la habilidad formalizada de un proceso natural (conectar con tu experiencia) y normalmente inconsciente que tienen todas las personas.

Nuestro cuerpo ha estado presente en todas las vivencias de nuestra vida y ha ido acumulando de una forma más o menos consciente, experiencias, conocimientos a los que podemos acceder con esta técnica de enfoque personal. Para cada persona será un proceso diferente y único como diferentes y únicas son sus vidas.

Focusing también trabaja los bloqueos, como querer adelgazar y sin embargo no hacerlo, conectando ambas partes (la que quiere y la que no quiere) y te propone una relación nueva y distinta con tu cuerpo. Aprenderás a escuchar y a prestar atención a tu "cuerpo" para aceptar y entender lo que de verdad necesita. Focusing puede ayudarte a encontrar tu propio y único camino.

Artículo elaborado por Jose Ramon Esteban Diplomado en Focusing Coach Co-Activo certificado Lcdo. en Psicología jres09@gmail.com - Tf 917218761

Más noticias sobre:

Volver