5 consejos para disminuir la compulsión por la comida

Todos pasamos por situaciones más o menos difíciles, y en diferentes planos: el amoroso, el laboral, el personal,... Muchas veces esas situaciones nos sobrepasan y nos puede invadir la ansiedad. Algunos de nosotros ante estas emociones y sentimientos, utilizamos la comida como "ansiolítico" para no sentir. Para no sentirnos frustrados porque no conseguimos un objetivo determinado, para no sentirnos solos, para no sentir rabia porque alguien no nos trató como creemos que merecemos,…

A continuación aparecen 5 consejos que te ayudan a gestionar la ansiedad y reducen el ansia por comer:

1. Respira y acepta

Una manera muy efectiva y a tu alcance de aceptar los sentimientos que afloran y no taparlos con comida es la respiración consciente. Ten valor, respira y llénate de esas sensaciones que no te agradan, inspira, llénate de ellas y al exhalar nota como las vas liberando. Cuando te permites escuchar a tus emociones, cuando permites que fluyan a través tuyo, te estás escuchando, y cuando te escuchas es mucho más sencillo aprender a darte lo que realmente necesitas.

2. Escucha a tu cuerpo y dale lo que necesita

Seguro que no te extrañará si te digo que no a todos nos sirve lo mismo para adelgazar. Confía más en ti, y observa que alimentos son los que te sientan mejor y cuáles no. En esta misma categoría puedes incluir que tipo de ejercicio te gusta más e incluso, que tipo de actitudes quieres mantener. A veces decimos cosas que no pensamos, y hacemos cosas que no sentimos. Estas incoherencias nos pueden llevar a trastornarnos y comer de más.

3. Comprométete con un estilo de vida saludable

Si realmente quieres reducir el hambre compulsiva olvídate de dietas temporales, las dietas temporales te generan ansia por todo lo que te estás prohibiendo. He descubierto que lo que funciona no es prohibirte, sino darte permiso para elegir lo que quieres que entre en tu cuerpo y en tu Vida.

4. Cuídate

¿Qué cosas te hacen sentir bien? Haz una lista de todas las maneras posible de quererte y que no tengan que ver con la comida, pégala a tu nevera, y lleva a cabo un par de ellas cada semana. Por otro lado elimina toda la comida basura de tu casa (el azúcar y los alimentos refinados y procesados aumentan nuestra ansia por comer). Igual que no quieres basura en tu casa, ¿para qué vas a querer basura en tu cuerpo?

5. Permite que la calma y la serenidad entren en tu Vida

Si estás sereno, si estás en paz, tu necesidad de comer compulsivamente brilla por su ausencia. Esto lo puedes conseguir practicando mindfulness, relajación, yoga, o como quiera que te sientas relajado y en paz.

La comida, no vamos a negarlo, tiene cierto efecto opiáceo, te hace sentir ligeramente bien, pero, y esto que quede claro, no va a ayudarte a superar ninguna situación conflictiva. La única manera que yo conozco es afrontar la situación, haciendo acopio de los recursos que necesites, y de esta manera dar un paso adelante, aumentando tu autoestima, creciendo cómo persona y siendo más tu mism@.

Dependiendo de cada caso es importante contar con la ayuda de un terapeuta especializado que te acompañe durante el proceso.

  Artículo elaborado por   Mentxu DaVinci   Naturópata, Especialista en PNL y cambio de hábitos   http://armoniacorporal.es

Más noticias sobre:

Volver