El muérdago podría ser un remedio contra el hígado graso

El muérdago podría ser un remedio contra el hígado graso

El hígado graso es una complicación muy frecuente asociada a la obesidad que, en ciertos casos, puede llevar a enfermedades graves, como la hepatitis. Un reciente estudio apunta a un compuesto presente en el muérdago como remedio del hígado graso, algo que se ha demostrado ya en ratones. Incluso, hay indicios de que podría ser una ayuda en la lucha contra la obesidad. Pero hacen falta todavía muchas investigaciones para llegar a su aplicación en humanos.

El hígado graso es una de las enfermedades más comunes en la población obesa del mundo desarrollado. Consiste en una acumulación de grasa en este importante órgano, lo que hace que, poco a poco, vaya perdiendo su capacidad funcional a la vez que aumenta de tamaño. Muchos médicos comparan el efecto de la obesidad en el hígado con el que tiene el alcohol, ya que ambas pueden ocasionar en él un daño semejante.

Si bien es una enfermedad de carácter reversible si se mejora la alimentación, si la dejamos progresar puede desembocar en cirrosis o, incluso, en enfermedades más graves. Por ello está considerada como una de las complicaciones asociadas a la obesidad más preocupantes, entre otras cosas por su gran difusión, ya que se estima que la acabarán desarrollando en torno a tres cuartas partes de las personas con obesidad.

Por su parte, el muérdago es una planta de la familia de las Santaláceas. Es parásita de ciertos árboles, como el sauce, el chopo, algunos frutales y ciertas coníferas. Se le ha adjudicado desde tiempos inmemoriales propiedades milagrosas y poderes mágicos, y muchas culturas cuentan con ella como una de las principales fuentes de remedios naturales para las más diversas dolencias. La investigación que traemos a estas páginas parece indicar que quizá esas culturas no andaban muy desencaminadas.

El doctor Jungkee Kwon y sus colaboradores de la American Chemical Society, dependiente del Congreso de los Estados Unidos, han sido los que han demostrado que cierto compuesto, el viscothionin, presente en una variedad de muérdago, el muérdago coreano, ha sido capaz de mejorar de forma significativa el hígado graso en roedores de investigación. El estudio ha sido publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Incluso, hallaron indicios de que los extractos de esta planta, entre los que se encuentran ciertos esteroides y flavonoides, podrían ayudar a combatir la obesidad. En ratones, al parecer, lo han hecho, ya que, además de reducir el peso del hígado de roedores con hígado graso, también consiguieron que bajara su peso corporal, aunque en este caso no han podido identificar qué principios activos han sido los causantes de ello.

Sin embargo, hay que considerar que las investigaciones acerca de los posibles efectos beneficiosos de esta planta están en sus inicios, y así lo vienen a reconocer los propios investigadores. Es sabido que el camino que va de los ratones a los humanos es largo y tortuoso, y muchas veces investigaciones muy prometedoras mueren en una u otra curva de ese difícil camino y nunca llegan a beneficiar a nuestra especie. Pero eso no impide que despierte nuestras esperanzas.

Artículo elaborado por Adelgazar.Net en septiembre de 2015

Más noticias sobre:

Volver